IMPORTANTE PARA NUEVOS LECTORES



Hola, si es la primera vez que entras en mi blog, quiero comentarte que estamos contando una historia biográfica y por lo tanto, debes comenzar a leer por el artículo más antiguo. De lo contrario, la historia no tendrá sentido. Gracias por seguirnos.
Mostrando entradas con la etiqueta El trasplante. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El trasplante. Mostrar todas las entradas

miércoles, 1 de julio de 2015

EPSTEIN-BARR... ¡FUERA DE NUESTRA FAMILIA!

Juanjo y mi suegra viajaban en avión, cuando llegaron al hospital y les conté el mal trago que habíamos pasado dentro de aquella avioneta no daban crédito. Le comenté a Juanjo que yo no quería volver a subirme en una de ellas y que si Elena la trasladaban de nuevo él iría con ella.

miércoles, 17 de junio de 2015

¡GRAN SUSTO! CORRIENDO PARA MADRID

¡Qué maravilla, de nuevo en casita!
Sobre las ocho le puse su pijama y conecté a mi niña a sus máquinas. La familia se marchó a descansar, había sido un día mágico para todos. Los nervios y la emoción nos habían dejado muy cansados.

miércoles, 10 de junio de 2015

10 HORAS DE LIBERTAD Y VOLANDO A MALLORCA

Sus  piernecitas cada vez estaban más fuertes y su estado de ánimo cada vez mejor. Empezábamos a ver la luz... de regresar a nuestro hogar.

miércoles, 3 de junio de 2015

ADAPTACIÓN A LA NUEVA VIDA

Empezábamos una adaptación a la nueva vida. El susto, que duró casi 3 minutos, teníamos que dejarlo olvidado. Elena se encontraba bien, no tenía secuelas. En ocasiones la vida de las personas dependen de la rapidez con la que reacciona el personal sanitario. En esta ocasión quedó demostrado.


miércoles, 27 de mayo de 2015

DE NUEVO CON NOSOTROS

Pasaban los minutos y nosotros estábamos fuera, pendientes que aquella puerta verde se abriera para darnos noticias de nuestra niña.

miércoles, 20 de mayo de 2015

miércoles, 13 de mayo de 2015

DOS MESES Y... EN LA U.C.I.P

Aquella sala oscura fue un rincón de largas esperas. Para pasar el rato y estar entretenida, sin tener malos pensamientos, me aficioné al punto de cruz. Eso me relajaba y no me dejaba pensar, tenía que tener mi cerebro distraído. Porque solo me venía a la cabeza la imagen de mi niña en aquella cama rodeada de cables, tubos, máquinas... y así estaba solo pendiente del paño y del dibujo que tenía que copiar. 


miércoles, 6 de mayo de 2015

15 HORAS DE ANGUSTIA

La puerta cerrada y todos en silencio, con las miradas ausentes. Y yo mirando por la ventana, contemplando el paseo del parque. En mi cabeza solo me venían imágenes de los buenos momentos vividos con mi niña mientras daba vueltas sin parar. ¿Habíamos tomado la decisión correcta?